Ú𝐥𝐭𝐢𝐦𝐨 𝐚𝐝𝐢ó𝐬 𝐚𝐥 “𝐄𝐭𝐞𝐫𝐧𝐨 𝐩𝐞𝐫𝐞𝐠𝐫𝐢𝐧𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐕𝐢𝐫𝐠𝐞𝐧 𝐝𝐞 𝐄𝐥 𝐂𝐢𝐬𝐧𝐞”

“Es una experiencia maravillosa, tocarla y tenerla tan cerca es especial. La imagen tiene algo sobrenatural y cuando uno se acerca le invade una paz interior”. Así describía el Padre Armando Jiménez cuando hablaba del regalo tan grande de ser el...

𝐒𝐚𝐜𝐫𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐨𝐬 𝐬𝐮𝐬𝐩𝐞𝐧𝐝𝐢𝐝𝐨𝐬 𝐦𝐢𝐞𝐧𝐭𝐫𝐚𝐬 𝐝𝐮𝐫𝐞 𝐥𝐚 𝐞𝐦𝐞𝐫𝐠𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐬𝐚𝐧𝐢𝐭𝐚𝐫𝐢𝐚

El pasado 22 de julio el COE Cantonal, dio a conocer las nuevas disposiciones para contener los contagios de covid-19, entre estas, la de prohibir las celebraciones de los sacramentos y procesiones religiosas.

Ú𝐥𝐭𝐢𝐦𝐨 𝐚𝐝𝐢ó𝐬 a 𝐬𝐚𝐜𝐞𝐫𝐝𝐨𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐞𝐬𝐩í𝐫𝐢𝐭𝐮 𝐣𝐨𝐯𝐢𝐚𝐥

Siempre con una sonrisa o algún mensaje de aliento, se acercaba a sus fieles, amigos o hermanos sacerdotes, así es recordado el padre Celso Heriberto Tacuri, el primer sacerdote de la Iglesia católica que ha fallecido en este tiempo de emergencia...

𝐎𝐛𝐢𝐬𝐩𝐨 𝐝𝐢𝐬𝐩𝐞𝐧𝐬𝐚 𝐩𝐫𝐨𝐦𝐞𝐬𝐚 𝐣𝐮𝐫𝐚𝐝𝐚 𝐚 𝐥𝐚 𝐕𝐢𝐫𝐠𝐞𝐧 𝐝𝐞 𝐄𝐥 𝐂𝐢𝐬𝐧𝐞

En un decreto firmado por Mons. Walter Heras ofm., Obispo de la Diócesis de Loja y el padre Jimmy Arias, Canciller, se dispensa a los devotos y fieles de la Virgen de El Cisne, de la obligación de cualquier promesa, voto o juramento.
 

Estamos en Adviento, el tiempo litúrgico en que nos preparamos para la venida del Salvador. La liturgia de la Iglesia ofrece una extensa serie de recursos que nos asisten en esta preparación y que nos ayudan a pensar en qué tan buenos hemos sido hasta ahora y lo que vamos a hacer para ser mejores que antes.

Una tradición católica para el Adviento es celebrar durante los sábados de este tiempo litúrgico la Misa Rorate Caeli “de sancta María in Sábato”. Una particularidad de esta misa es ser celebrada a oscuras, sin luz ni del sol ni artificial; “solo se encienden las velas que se tienen en el altar, presbiterio o las velas encendidas que las personas poseen en sus manos, como signo de que estamos esperando que nazca la luz, el sol que nace de lo alto que es Jesucristo”, señaló el padre Willan Arteaga.

Al celebrarse el himno Rorate Caeli en la oscuridad, simboliza la oscuridad del mundo antes de que la luz de Cristo apareció en la Navidad. Al final del himno, se dicen oraciones y luego se canta el Gloria. Al terminar la Misa, el sol empieza a subir, es el amanecer de un nuevo día y un recordatorio de la Luz Verdadera de Cristo que destierra la oscuridad del pecado y de la muerte.

El  sacerdote, indicó que por tercera ocasión se llevará a cabo los tres sábados de  este mes en la Catedral; 07, 14 y 21 de diciembre a partir de las 5h30, los fieles deberán asistir con una vela.

El “Rorate Caeli” está considerado una de las más bellas y sublimes composiciones no sólo de Adviento, sino de todo el repertorio litúrgico de la historia del cristianismo. Sus versos vienen del libro del profeta Isaías (45, 8), en que se suplica: “¡Que los cielos, desde las alturas, derramen su rocío; que las nubes hagan llover la victoria; ábrase la tierra y brote la felicidad y, al mismo tiempo, ella haga germinar la justicia! Soy yo, el Señor, la causa de todo eso”. Para esta ocasión se ha considerado emplear el órgano de tubos que posee la Catedral